Google+ Followers

Buscar

4.01. El reino de Lisímaco eliminado

No muchos años después de la batalla de Ipso (301), Lisímaco logró el dominio de dos de las cuatro divisiones del imperio -las que se habían convenido en 301- la occidental y la del norte. Pero Lisímaco fue derrotado y muerto en una guerra con Seleuco en 281, después de lo cual Tolomeo Ceraunio arrebató el fruto de la victoria al vencedor. En 280 asesinó al victorioso Seleuco y se apoderó de Macedonia.

De modo que aunque Seleuco fugazmente tuvo el dominio de tres de las cuatro divisiones, en realidad nunca ocupó Macedonia. Su muerte dejó a su hijo Antíoco I con lo que había sido territorio de Seleuco y de Lisímaco.

Macedonia fue gobernada por la casa de Antígono durante más de un siglo, hasta que se convirtió en un protectorado de Roma al terminar la tercera guerra macedónica en 168 a. C., y finalmente en provincia romana en 146 a. C.