Google+ Followers

Buscar

6.03. Roma y Antíoco el Grande

Mientras Roma y Filipo estaban en guerra y Egipto era sacudido por levantamientos internos, Antíoco el Grande invadió a Siria y Palestina. En la batalla de Panión (201/200), Egipto perdió para siempre el dominio sobre Palestina, y ésta pronto quedó completamente bajo el dominio de la casa de Seleuco y la suerte de los judíos empeoró mucho.

Tan pronto como Antíoco hizo la paz con Egipto, invadió a Grecia; pero fue derrotado por los romanos en las Termópilas y obligado a huir de regreso al Asia Menor. En Magnesia, cerca de Esmirna, fue derrotado decisivamente por los romanos en el año 190. De acuerdo con el tratado de paz que se concertó, el reino seléucida tuvo que pagar una cuantiosa indemnización de guerra y, además, renunciar a todas sus posesiones al oeste y al norte de la cadena de montañas del Tauro. Roma no se quedó con ese territorio conquistado sino que lo dio a sus aliados, especialmente a Pérgamo y a Rodas.