Google+ Followers

Buscar

10.05. Tentativas de reforma

Italia había sido un país de pequeñas granjas. Pero cuando los agricultores fueron enrolados para guerras que se prolongaban mucho, sus tierras fueron incorporadas a grandes propiedades dedicadas al pastoreo.

El tribuno Tiberio Graco intentó en 133 que el Estado asignara tierras públicas a los desocupados. Esto causó una oposición tan violenta de parte de los propietarios de tierras, que fue asesinado.

Su hermano Cayo Graco, nombrado tribuno en 123, logró que se vendieran cereales del Estado, a mitad de precio, a los pobres; y animó a los desheredados para que se establecieran en las provincias. Pero sus reformas fueron también la causa de su muerte. Ambos hermanos trataron de que se concediera la ciudadanía a todos los habitantes de Italia.

Pocos años más tarde la asamblea hizo valer su poder eligiendo a Cayo Mario, hombre de origen humilde, como comandante de la campaña contra Numidia.

Mario introdujo la innovación de reclutar tropas pagadas, lo que más tarde dio lugar a que el ejército fuera profesional.

Mario triunfó en Numidia y también después al combatir contra dos tribus germánicas invasoras: los cimbrios y los teutones.

Como cónsul, Mario procuró inculcar en el ejército la superioridad de éste sobre el senado.

El antiguo descontento ocasionado por la renuencia de Roma de conceder la ciudadanía a todos los pueblos aliados de Italia, causó la guerra de los aliados, que finalmente concluyó con el otorgamiento de la ciudadanía a todos los italianos.