Google+ Followers

Buscar

8.01. Jonatán gana el dominio de Judea

No duró mucho el reinado de Demetrio I. Después de unos pocos años, los levantamientos dentro del imperio seléucida le dieron a Jonatán una oportunidad de fortalecer la posición de la casa de los asmoneos y de, Judea.

Alejandro Balas, apoyado por Atalo de Pérgamo como el supuesto hijo de Antíoco Epífanes, fue reconocido por Roma y aceptado por Tolomeo VI Filométor de Egipto como pretendiente al trono seléucida en oposición a Demetrio I. En 153/152 se estableció en Tolemaida, puerto al sur de Tiro.

Ambos rivales procuraron beneficiarse con un Estado que sirviera de amortiguador en Palestina, y trataron de ganar el apoyo de Jonatán. Demetrio devolvió los rehenes a Jonatán, abandonó las guarniciones en Judea, y finalmente ofreció libertad completa a los asmoneos. Alejandro Balas, para no quedarse atrás, ganó su apoyo haciendo sumo sacerdote a Jonatán en 153.

Alejandro Balas y sus aliados derrotaron y mataron poco después a Demetrio.

Jonatán, el nuevo sumo sacerdote, fue a Tolemaida a las bodas del nuevo rey con la hija de Tolomeo, Cleopatra Tea (nieta de la primera Cleopatra, pero no una de las siete reinas de Egipto que llevaron ese nombre. En esa ocasión Jonatán fue ascendido a general y gobernador de Palestina. En esta forma la casa macabea, o asmonea, llegó a ejercer dominio sobre la nación judía en 151/150.