Google+ Followers

Buscar

8.03. Simón: sumo sacerdote, general, príncipe

Simón, hermano de Jonatán, inmediatamente se ocupó de los asmoneos de Jerusalén; y como venganza por el asesinato de su hermano, dio su apoyo a Demetrio II. En reciprocidad, el Estado Judío quedó prácticamente libre, fueron perdonadas todas las deudas por impuestos no pagados y se abolieron los tributos futuros.

La guarnición seléucida de Jerusalén fue obligada a rendirse por hambre, y en 143/142 los Judíos consideraron que había sido quitado el último impedimento para su independencia.

Durante las festividades del 6º mes, en 141, en plena asamblea el pueblo confirmó el sumo sacerdocio a la casa de Asmón, y Simón recibió el título de "sumo sacerdote y general y etnarca (gobernante del pueblo) de Dios". El Estado Judío era, pues, políticamente independiente, y comenzó a extenderse con la conquista de Jope y Gazara (Gezer).

En 141/140 Demetrio II combatió contra los partos, y fue hecho prisionero.

Los partos pensaron que se podría convertir en un rehén valioso, y lo trataron muy cortésmente y le dieron como esposa a una hija del rey parto.

Su hermano Antíoco Sidetes entró en Siria en 139/138, pues se proponía expulsar a Trifón y restaurar en el reino a la casa de Seleuco.

Cuando Cleopatra Tea supo que su esposo se había casado con una princesa parta, se casó con su cuñado Antíoco, y le dio su ayuda.

Entonces Trifón asesinó al niño Antíoco VI; pero pocas semanas después fue apresado y se lo obligó a suicidarse.

En esa forma llegó al trono Antíoco VII Sidetes. Era un rey decidido, y se propuso que Palestina quedara bajo su control; sin embargo, fracasó su primer intento, y durante tres años Judea pareció estar en paz. Después en 135, en una fiesta Simón fue muerto en Jerusalén debido a la traición de uno de sus yernos.

El hijo de Simón, Juan Hircano, impidió que el asesino se apoderara del gobierno, y ocupó el lugar de su padre como sumo sacerdote.